T E C L A Z O S

Por Guadalupe E. González

REZA EL ADAGIO que “nada es para siempre” y por esta razón, hoy en día, ya se vislumbran los temores fundamentales de la alcaldesa de Reynosa MAKI ESTHER ORTIZ DOMÍNGUEZ, porque esta señora, pese a la adversa labor que lleva como autoridad municipal, no había querido darse cuenta del agravio judicial que le puede deparar el destino político inmediato a ella y a su esposo CARLOS LUIS PEÑA GARZA. Y ella lo sabe y por tal cuestión, eso ya ha empezado a preocuparle.

PERO EN ESO, repito, LA EDIL MUNICIPAL no había reparado, tema que en mi punto de vista es de magnitud delicada, porque “si de por medio hay oscuros negocios” como el de trata de persona y prostituir a menores de edad en la zona de tolerancia de Reynosa, eso por obviedad, al marido de la alcaldesa, como presunto responsable hasta el momento, le provocaría sin duda la privación de su libertad, porque la Procuraduría de Justicia del Estado, de comprobar los delitos graves referidos, eso por nada del mundo lo pasaría por alto y por ello, esto viene a confirmar el por qué  Carlos Peña, ya no se aparece en palacio municipal y en otras dependencias como el departamento de  compras y por este motivo, nos dicen que, “en los últimos días al marido de MAKI, no se le ha visto para nada en Presidencia.

AHORA BIEN la alcaldesa Ortiz Domínguez, en el programa de Ciro Gómez Leyva, aceptó que por herencia su esposo Carlos Luis, efectivamente es co-propietario de 3 mil 900 metros cuadrados de un terreno de 40 mil metros ubicado en la zona de tolerancia, eso ya todo mundo lo sabe, porque ella misma lo expresó en el referido programa de noticias. Y pese a que aquí en Reynosa, MAKI ante medios locales, dijo que “su marido Carlos es inocente” y que no tiene nada que ver con lo del tema de la presunta trata de personas y demás delitos graves”, eso de ser cierto y lo confirma la autoridad judicial, esto por obviedad le generaría problemas serios de tipo legal al esposo de la alcaldesa, porque así lo establece la ley.

CON RESPECTO al tema político, MAKI, muy a pesar de la compleja situación en la que ella y su cónyuge se encuentran inmersos, y consciente de su necesidad de seguir teniendo fuero y con ello “inmunidad política”, ya busca su reelección allá en las esferas del Directivo Nacional del PAN y por esta razón, la Presidente Municipal de Reynosa, ya hace uso y gala de sus amistades en el Comité Ejecutivo Panista, con la finalidad de lograr tres factores que son su reelección, la candidatura a Diputado Federal para su hijo Carlitos y por obviedad evitar que su marido sea objeto de la aplicación de la ley, cuya cuestión es lo que de manera incisiva se comenta en los diversos círculos políticos de Reynosa, pero además esto “en la ciudad ya es un secreto a voces”.

SIN EMBARGO, hay que señalar que “cuando el río suena, agua lleva”, esto es porque MAKI, con todo respeto, lejos de actuar con sensatez y equilibrio político, ha obrado de manera burda y consecuentemente desordenada, porque ella, como primera autoridad municipal, con todo respeto, lejos de demostrarle a las familias de Reynosa voluntad política para servir, ha venido haciendo todo lo contrario, porque en lugar de mostrar interés por hacer la obra pública que el pueblo le demanda desde el inicio de su gobierno, ella ha adoptado una postura de muy marcada indiferencia social ante la gente, cuya cuestión ha sido muy evidente.

PERO LO QUE entre otras cosas me parce inconcebible e incluso imperdonable, es que la alcaldesa, MAKI ESTHER ORTIZ DOMÍNGUEZ, en lugar de estar pensando en que cosa de bien hacer mañana y pasado, para que tales proyectos redunden en bien de las familias de las colonias y de todos los rumbos de Reynosa y estas, vayan teniendo una ciudad con el cambio radical que tanta falta le hace a esta comunidad, a MAKI, lamentablemente lo que más le preocupa es que su marido CARLOS PEÑA GARZA, salga de la situación judicial que ya enfrenta ante la PGJE y ella por su parte, buscar la reelección, para intentar seguir siendo la alcaldesa de esta pujante comunidad fronteriza.

PARZA FINALIZAR, les refiero que, la elección de este 2018 ya está en puerta y por ello, la alcaldesa MAKI, deberá ir cambiando con precisión “las fichas del ajedrez político”, si es que quiere mantenerse en el lugar político preponderante que aún tiene bajo su poder y dominio, porque de no hacerlo de manera oportuna y sacudirse “las una y mil broncas que MAKI trae consigo”, ella sabe que de no lograr la reelección, tendrá que terminar su mandato en el mes de septiembre de este año e irse al exilio, político.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Para sugerencias y puntos de vista en general al email:

lupeernesto@yahoo.com.mx

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here