Por: Jesús Cárdenas García./ Rio Bravo, Tamaulipas.- Luego de que iniciaran los trabajos cumpliendo compromiso, de parte de la compañía GS en la rehabilitación del acceso al ejido Buena Vista, la delegada del ese núcleo, enfrenta el problema de que las obras no pueden finalizar por la falta de cooperación de algunos agricultores.

La mejora del camino vecinal de una longitud de dos kilómetros, debe contar con por lo menos 10 metros de ancho, y desde hace dos semanas el ejido está batallando para que se termine la obra por la falta de disposición de los parceleros que invaden la superficie de rodamiento, dijo la delegada ejidal, Leticia González Torres.

“Yo solicito, hago a un llamado a los arrendatarios y dueños de parcelas que colindan con el acceso y que la comisariada, de igual manera haga un llamado a ellos a que respeten la línea, no destruyan con la maquinaria de rastra cuando realizan trabajos en su parcela.

Son más de 150 familias, las que se van a beneficiar con esta obra”, por lo que González Torres urgió a no retrasar más la obra, la cual es un pendiente desde hace una década.