* Se evitaron víctimas de hipotermia gracias a recorrido de auxilio, entrega de cobijas y ubicación de indigentes en albergue.

Por: Jesús Cárdenas García.-/  Rio Bravo, Tamaulipas.- El frente frío 23 que se hizo sentir con mayor magnitud la noche del martes y madrugada del miércoles, hizo pasar un suplicio helado a personas en condición de calle, indigentes y sin hogar, luego de que algunos de ellos, se negaran a reubicarse, pero gracias al operativo por parte de Protección Civil, cumpliendo instrucciones del alcalde Juan Diego Guajardo, el saldo fue blanco.

Según el titular de la dependencia, Axel Góngora de Isla, los recorridos para detectar a personas vulnerables al frío en la intemperie, iniciaron cerca de las 20:00 horas del martes.

El primer punto de este itinerario de personal de Protección Civil, tuvo lugar a las 19:46 horas en la colonia Morelos, en donde se recogió a un indigente que peligraba ante las temperaturas que por noche llegaron a una sensación térmica de 8 grados bajo cero, pero los cobertores distribuidos por indicaciones de Juan Diego Guajardo, fueron la diferencia entre la vida y una fatalidad.

Posteriormente a las 21:43, los socorristas detectaron a dos indigentes en calle Constitución con Matamoros, quienes obstinados, no quisieron acudir al albergue disponible, por lo que se les facilitaron cobijas para pasar la helada, de las 23:11 a las 00:30 horas se revisaron los puentes de avenida México con Sonora y los de libramiento de tráfico pesado, en donde se entregaron cobertores.

Hasta el cierre de esta edición, no se habían reportado decesos por hipotermia o enfermedades bronco-pulmonares, hay que señalar que pasadas las 00:00 horas del miércoles, el termómetro descendió aún más, hasta llegar a los menos 8 grados.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here