El colombiano volvió a errar una pena máxima y Monterrey debió conformarse con una igualada ante Tijuana en la fecha tres del Clausura 2018

Monterrey, MÉXICO.- Avilés Hurtado ha pasado de ser el más amado jugador de Rayados, al más abucheado en tan solo unos partidos. Y es que el colombiano volvió a errar un penal, justo como le pasó en la final pasada ante Tigres, y con ello evitó el triunfo de Monterrey ante Xolos que finalmente igualaron sin goles.

Y es que el campeón goleador del torneo pasado, le pidió el balón a su compatriota Dorlan Pabón a los 75 minutos para ejecutar él tiro desde los once pasos, se perfiló y erró de fea manera. Cruzó de más el esférico que salió muy lejos del poste derecho del arco de Gibrán Lajud.

El cuadro que dirige Antonio Mohamed inició el partido con entusiasmo y buen fútbol. Antes de los primeros siete minutos ya había puesto en peligro el arco de Gibrán Lajud en dos ocasiones.

La primera cuando Stefan Medina buscó sorprender al arquero de Xolos con un disparo de media distancia al que apenas Lajud pudo meterle las manos para desviar el balón.

Un par de minutos más tarde, Rayados armó otra buena chance y Avilés Hurtado quedó de frente al portero canino, pero su disparo lo recostó de buena manera el arquero rival.

Pero siendo local, Monterrey buscó con más entusiasmo el arco contrario y generó algunas jugadas de peligro. Muy activo estuvo Poncho González y la más cercana a gol fue obra de Stefan Medina.

El defensa, que ya había tenido una en el primer tiempo y tuvo también otra en la segunda parte. De pura fuerza ganó el esférico en el área de Tijuana y lo punteó. Salió a centímetros del arco de Xolos.

Tan amarrado estaba el juego que parecía que solo un error abriría el marcador y ese error llegó por parte de Damián Pérez que desplazó a Hurtado en su área de manera inocente a los 73 minutos.

El colombiano pidió el esférico, se perfiló y disparó con su pierna derecha, y como en la final, lo erró de muy fea forma. Lo cruzó demasiado y el marcador siguió sin moverse.

Ya no hubo tiempo para mucho más, Tijuana lució conforme con la igualada y el estado anímico del local ya no mejoró tras el yerro de Hurtado. Alguna jugada polémica surgió al final, cuando Funes Moria cayó en el área de Tijuana, pero el árbitro no concedió la pena máxima.

Con este resultado, tanto Rayados como Xolos llegaron a cinco puntos luego de tres jornada del Clausura 2018.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here